Ahora SÍ es el momento de emprender

Algunos expertos dicen que ya hemos superado la crisis; otros aseguran que aún la sufriremos algún tiempo. Por eso seguramente te has preguntado más de una vez si en esta situación es una locura ser emprendedor. ¿No es mejor, como muchos te aconsejan, tener cualquier trabajo por cuenta ajena con unos ingresos fijos a fin de mes?

En realidad, precisamente ahora (sí, otoño de 2016) es el mejor momento para emprender y voy a darte cinco argumentos que lo demuestran:

1. El año realmente comienza en septiembre.

Tras el parón de las vacaciones de verano, las empresas, los consumidores y también  tus futuros clientes comienzan una gran actividad: contratan personal, realizan compras de materias primas o productos, buscan nuevos proveedores, planifican y llevan a cabo cambios en su trabajo… Es un momento propicio para ofrecer tus productos y/o servicios porque seguro que hay muchas personas que estarán interesados en ellos en cuanto los conozcan.

2. Estás (o puedes estar) muy preparado para ello.

Si te estás planteando emprender es porque ya has terminado tus estudios o porque llevas tiempo trabajando para otros. En ambos casos, tienes una formación que te será muy útil para desarrollar tu proyecto. Además, siempre puedes perfeccionarte en los campos en los que sientas que tienes lagunas (ventas, cómo buscar inversores, cómo seleccionar personal…). En toda España hay organismos que imparten formación para emprender. Suelen depender de instituciones púbicas, universidades, asociaciones empresariales, incluso hay cursos online de gran calidad con los que podrás continuar preparándote. Un emprendedor siempre tiene que seguir aprendiendo y estar al día de los avances tecnológicos.

3. Tienes la ilusión necesaria.

Este es quizá el punto más importante. Si no sintieras auténtica pasión por tu proyecto, seguramente no estarías leyendo estas líneas. El camino del emprendedor es una aventura con sus altibajos que se superan gracias a esa ilusión que hay que alimentar y mantener a lo largo del tiempo.

4. Existe un entorno favorable al emprendimiento.

¿Te has dado cuenta cómo crece día a día el número de establecimientos de coworking? Y de artículos en la prensa, webs que hablan sobre startups, empresas que prestan servicios para emprendedores… En España se está creando un nuevo ecosistema emprendedor y esto solo puede ir a más. Lee más detalles en este artículo del diario Cinco Días.

5. Puedes solicitar ayudas oficiales y privadas destinadas para ti.

Existen bonificaciones y descuentos en la cuota de cotización para algunos colectivos: jóvenes, nuevos autónomos mayores de 30 años, autónomos colaboradores, discapacitados… Hay un programa nacional gestionado por las comunidades autónomas que ofrece atractivos incentivos al autoempleo: subvención a fondo perdido por primer establecimiento, subvención financiera, subvención para asistencia técnica y subvención a la formación. Otra opción es pedir la capitalización del desempleo para comenzar tu actividad. Ayudas privadas son los inversores privados, las lanzaderas e incubadoras de empresas. Consulta todas estas ayudas y más en este artículo de Infoautónomos.

Si después de leer estas líneas te decides a desarrollar tu proyecto, ten en cuenta que emprender es una opción personal y no únicamente un trabajo. Ocupará tu tiempo, tu mente y una gran parte de tu vida. A cambio, la satisfacción personal y el sentimiento de realización que puedes lograr no tiene igual.

Y si aún tienes alguna duda, consúltanos y te asesoramos cómo cubrir tus riesgos al emprender.



Compartir