Qué podemos aprender de algunos emprendedores famosos

Emprender está de moda. Nos animan a ello desde organismos públicos, medios de comunicación, redes sociales e incluso desde escuelas y universidades.

Además de esta moda, sigue existiendo el emprendedor nato. Es quien decide iniciar su propio proyecto a pesar de crisis y dificultades porque emprender es su forma de entender el mundo.

Sea cual sea la razón por la que se comienza un negocio, cada día hay que enfrentar muchas dificultades. Porque emprender es una carrera de fondo.

En nuestro trato diario con emprendedores hemos descubierto algo que te sorprenderá. Quienes aprovechan lo aprendido por otros que emprendieron antes que ellos tienen más éxito. Tienden a fallar menos y en general necesitan invertir menos tiempo y recursos para conseguir llegar a donde quieren.

Por eso queremos hacerte este regalo: enseñanzas de emprendedores famosos. Para que saques tus propias conclusiones y las apliques a tu negocio.

 

Experiencias de cuatro emprendedores famosos

Hay que tener en cuenta que los emprendedores famosos son seres humanos como nosotros. No conviene idealizarlos. Tienen sus defectos y cualidades positivas como todos. Cometen errores y tienen grandes aciertos.

Hoy vamos a utilizar el conocimiento que nos puede aportar su experiencia.

 

1. Steve Jobs

Steve JobsSteve Jobs es quizá el emprendedor famoso más nombrado en los últimos veinte años.

Fue un niño adoptado por una familia de clase media. Pero él siempre supo ver más allá de lo que le rodeaba. Era, sin duda, visionario, inspirador y brillante.

Una vez se le preguntó sobre cuánta investigación había hecho para decidir el lanzamiento del iPad. Y respondió: “Ninguna. No es el trabajo de los consumidores saber qué es lo que quieren. Es difícil que los consumidores te puedan decir qué quieren cuando nunca han visto nada ni remotamente parecido a lo que les ofreces”.

Steve Jobs se dejaba guiar por su intuición, lo que le sirvió para detectar tecnologías emergentes y definir el rumbo de Apple.

Moraleja: un emprendedor debe guiarse por su propio criterio. Por supuesto, tiene que formarse y analizar las diferentes tendencias para conseguir ofrecer un producto o servicio que el cliente quiera adquirir. Pero nunca debe perder ese criterio propio ni dejarse convencer para ir en contra de los principios fundamentales en que se basa su proyecto.

 

2. Bill Gates

Bill GatesTodos le conocemos por ser el fundador de Microsoft. Desde su empresa ayudó a que el ordenador personal llegara a todos los hogares.

Pero nos interesa más su forma de trabajar. Siempre se enfocó en contratar a personas muy inteligentes y ponerlos a trabajar en pequeños grupos para resolver los grandes problemas.

Una vez se le preguntó cuál fue su mejor decisión en los negocios. Respondió: “La decisión de entrar en el negocio con Paul Allen es, probablemente, la primera de la lista de la lista, y posteriormente la contratación de un amigo… alguien que comparta su visión, pero, que también tenga un conjunto de habilidades diferentes.”

Moraleja: el equipo es fundamental a la hora de emprender. Rodéate de los mejores profesionales que puedas conseguir en cada campo. Nunca debe preocuparte que sean mejores que tú, pues redundará en el beneficio del negocio. Además, el equipo perfecto es el que es equilibrado y se complementa porque cada uno aporta algo distinto.

 

3. Jeff Bezos

Jeff BezosEl creador de Amazon inició la revolución de las compras en Internet.

Cuando a Jeff Bezos se le ocurrió la idea de crear una empresa que vendiera libros en Internet, lo compartió con su jefe. Él le escuchó atentamente y le dio este consejo: “Parece muy buena idea, pero sería una mejor idea para alguien que no tuviera ya un buen trabajo.” Entonces trabajaba en The New York hedge fund D.E. Shaw.

Ignorando el consejo de su jefe, en 1994 pone en marcha su proyecto. Tardó en tener beneficios. Hace tiempo que Amazon dejó de vender solo libros. Hoy es una de las empresas que más facturan en el mundo y no deja de innovar.

Al final de cada trimestre, Jeff Bezos se toma un tiempo a solas para alejarse de la frenética vida empresarial. Dice que solo con un poco de aislamiento empieza a ser más creativo. Y aprovecha para investigar las últimas tendencias.

Moraleja: hay que ser muy perseverante cuando se emprende. Los proyectos nuevos, y más si son innovadores, pueden tardar en dar los resultados que esperamos. Además, no hay que dejar de estar al día en cómo avanza la tecnología y nuestra competencia. Así sabremos mejorar nuestra oferta de valor.

 

4. Elon Musk

Elon MuskPara casi todo el mundo Elon Musk es un emprendedor famoso. Cofundó empresas como PayPal, Tesla Motors, SpaceX, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company y OpenAI.

Pero más allá de eso, también es un inventor según la definición más literal de la palabra. Se le atribuye la creación del primer automóvil eléctrico que es económicamente viable, el Tesla Roadster. También ha diseñado un sucesor del Transbordador Espacial, el Falcon 9 (el primero creado por una empresa privada). Y además está desarrollando Hyperloop. Un modo de transporte nuevo que busca cambiar el paradigma actual al ser rápido y barato para personas y mercancías.

Confiesa que es un adicto a trabajar. Lo hace unas 14 horas diarias de lunes a domingo.

Moraleja: nunca digas que todo está inventado. Sácales el jugo a tus ideas. Si trabajas sobre ellas y les dedicas tiempo pueden llegar a ser un éxito.



Compartir