Hoy vamos a hablar sobre algo que debe importar mucho a los emprendedores: los riesgos de emprender.

Cuando decides emprender tu propio proyecto o negocio lo que más te mueve es la ilusión. Hablas de él a tus amigos y conocidos y te empapas de todo lo que pueda ayudarte a ponerlo en marcha: cursos, normativa legal, financiación, contactos…

Tienes tu proyecto siempre en mente, lo desarrollas, lo cambias y lo mejoras hasta que todo encaja y por fin comienzas la aventura.

El camino va a ser largo y lleno de imprevistos. ¿Sabes cuáles son los riesgos que te vas a encontrar al poner en marcha tu negocio? Y más importante aún: ¿cómo podrías evitarlos o minimizarlos? ¿Te conviene contratar algún seguro? ¿Es obligatorio hacerlo?

Tomar decisiones erróneas cuando estás emprendiendo puede costarte mucho dinero, tiempo y hasta hacer que tu proyecto naufrague antes de empezar.

Si conoces los riesgos de emprender, será mucho más fácil saber cómo puedes enfrentarte a ellos y salir victorioso. Vas a encontrar riesgos de diferentes tipo:

Riesgos de emprender: riesgos estratégicos

Los riesgos estratégicos no pueden eliminarse. En muchos casos son inherentes a la propia actividad profesional y al entorno en el que opera. Por ejemplo, son riesgos estratégicos:

  • Un cambio tecnológico inesperado
  • El estancamiento prolongado del mercado (incluso caída)
  • La aparición de un nuevo competidor agresivo y de mucho nivel
  • Cambios en las prioridades del cliente
  • El fracaso en un nuevo lanzamiento
  • Los daños en la imagen o reputación de nuestra empresa

Con la gestión de riesgos estratégicos se pueden identificar, controlar y eliminar las fuentes que provocan estos riesgos antes de que empiecen a afectar al cumplimiento de los objetivos del proyecto.

Para gestionar estos riesgos podemos utilizar varias herramientas, entre ellas destacamos como fundamental hacer un plan de negocio o business plan adecuado antes de emprender.

También los seguros pueden ser un arma importante para cubrir las consecuencias de riesgos estratégicos.

Riesgos financieros

Los riesgos financieros se refieren a la probabilidad de que ocurra algo que tenga consecuencias financieras negativas para tu proyecto. Entre los riesgos financieros están el riesgo de mercado, de crédito, de liquidez, el económico, etc.

Hay varias herramientas efectivas para gestionar los riesgos financieros. Hay que destacar entre ellas la importancia de tener una administración profesionalizada. Si emprendes y no eres un experto en el tema financiero, lo mejor es contar con un profesional que te asesore.

De nuevo los seguros son también una herramienta muy útil para cubrir los riesgos financieros, asegurando activos y determinadas operaciones.

Riesgos operacionales

Los riesgos operacionales se refieren a las pérdidas potenciales resultantes de sistemas inadecuados en la producción, fallos administrativos, controles defectuosos, fraude o error humano. También incluye el riesgo legal.

En este caso, son herramientas fundamentales para minimizar los riesgos operacionales la gestión de la calidad y los seguros de responsabilidad civil.

 

Esto ha sido un análisis rápido de los riesgos de emprender.

En Emprender Seguro analizamos con detalle cada proyecto y proporcionamos al emprendedor todas las herramientas para afrontar los riesgos de su negocio y que éste sea un éxito. ¡Ven a conocernos a nuestro stand en el Salón MiEmpresa los días 21 y 22 de febrero y puedes llevarte tu seguro gratuito el primer año!