cosas que hacer en enero

Tres cosas que hacer en enero para que tu negocio crezca

Vamos a proponerte tres cosas que hacer en enero para que tu empresa crezca y se fortalezca este año.

Debemos comenzar el año con los mejores propósitos. Para mejorar nuestra vida personal y para que nuestro negocio siga creciendo.

Si has hecho tu lista de buenos propósitos para mejorar tu vida personal en 2018 quiere decir que crees en la importancia de fijarte objetivos.

Ese afán de organización llévalo también a tu negocio y elabora una lista de buenos propósitos para este 2018. ¿Quieres que tu proyecto crezca? ¿Qué se estabilice? ¿Contratar personal? ¿Hacer modificaciones en la actividad?

Pasamos a decirte tres cosas que hacer en enero para que tu proyecto se consolide.

 

1. Cambiar de asesor fiscal y contable

¿Sabías que el mejor momento del año para cambiar de gestor es el mes de enero?

Esto es así por varias razones. A finales de año y comienzo del siguiente, muchos autónomos y empresas hacen balance de su actividad coincidiendo con los resúmenes tributarios anuales. El balance anual resultante es, en gran parte, fruto de la gestión fiscal realizada por tu asesor.

Quizá has dejado de confiar en su trabajo porque la calidad del servicio es inferior a lo que esperabas. O quizá el coste que supone te parece excesivo. Incluso puedes llevar descontento varios meses pero no sabías si era el mejor momento para cambiar de asesor.

Enero y febrero coinciden con un nuevo ejercicio fiscal y contable (ver calendario tributario). Por eso es el momento clave para cambiar, ya que es recomendable empezar y acabar el ejercicio fiscal con el mismo asesor.

El cambio es mucho más sencillo de lo que pudieras creer. Solo tienes que comunicárselo a la gestoría con la que has trabajado hasta ahora. Ellos te proporcionarán toda la información que has de llevar al nuevo asesor.

Te sugerimos que no elijas tu nuevo gestor únicamente basándote en el precio. Busca referencias de que trabaja bien con empresas o emprendedores como tú. También asegúrate de que va a estar disponible para solucionar tus dudas cuando lo necesites.

Algunas personas pueden preferir que su asesor tenga un despacho donde acudir a resolver sus dudas. Pero ten en cuenta que las herramientas informáticas te van a facilitar mucho el papeleo. Un gestor que te permita hacerle llegar toda la documentación por vía digital no tiene precio. Los emprendedores disponemos de poco tiempo para perderlo en desplazamientos.

Nosotros prestamos asesoría fiscal, contable y laboral a autónomos, emprendedores, startups y empresas. Si te interesa, contáctanos.

 

2. Realiza un Plan de Ventas anual

Después de revisar los números que tuvo tu negocio en 2017 sabrás si estás satisfecho o no. ¿Están en el buen camino para cumplir lo previsto en tu Plan de Negocio a tres años?

Porque si de verdad quieres que tu empresa crezca, debes fijar objetivos, metas. Por eso es importante definir para tu proyecto un Plan de Negocio a tres años y a final de cada año ver si se va cumpliendo.

Además, debes definir un Plan de Ventas anual que te va a ayudar precisamente a conseguir esos objetivos. Ve incorporando los compromisos y ajustes que salgan de la revisión anual del Plan de Negocio al Plan de Ventas para el año siguiente.

Si antes de terminar diciembre no elaboraste el Plan de Ventas para 2018, aún estás a tiempo. Puede ser una de las cosas que hacer en enero que marcarán la diferencia para todo el año.

El Plan de Ventas para 2018 debe contener:

  1. Objetivos específicos, medibles y realistas que quieras alcanzar con tu negocio este año. Para definirlos utiliza el histórico de ventas de los dos años anteriores, datos del sector, competencia, mercado…
  2. Argumentos que voy a utilizar en mi negocio para vender y que he comprobado que funcionan. Puedes ir mejorando y puliendo tu argumentación con la experiencia del trato con el cliente.
  3. Definir el proceso comercial completo que realizamos en mi empresa con todos los clientes. Piensa en él como un proceso genérico y desglósalo por fases. Pon objetivos para cada una de esas fases.
  4. Define los recursos con los que contará tu negocio durante 2018. El equipo comercial, el presupuesto que tendrá, qué herramientas y tecnología tendrá a su disposición…
  5. Planifica las acciones o campañas de ventas que realizarás a lo largo del año. Como mucho, que sean de una a cuatro campañas, dependiendo del equipo con el que cuentes. Preparar bien una campaña y hacer un seguimiento posterior son la base de su éxito.
  6. Fija indicadores (KPIs) que después puedas medir y valorar su cumplimiento. Por ejemplo: número de llamadas, visitas, presentaciones, presupuestos presentados, ventas, contratos…

 

3. Planifica la formación

Tener un equipo eficiente hace que se realicen más visitas, más presupuestos y más ventas. Y la formación es un pilar básico para que las personas que trabajan contigo sigan siendo eficientes.

Por eso, no dejes a la improvisación algo tan importante. Planificar la formación tuya y de tus empleados es una de esas cosas que hacer en enero.

Si eres emprendedor y haces múltiples y variadas tareas, la formación es aún más fundamental. No debes dejar nunca de reciclarte y adquirir nuevas habilidades. Establece ahora en qué áreas crees que aún flojeas o quieres mejorar (marketing digital, ventas, hablar en público, etc.). Hay muchas oportunidades de formación gratuita para emprendedores que dan organismos públicos y asociaciones. Infórmate en tu localidad.

Y para aprovechar aún más el tiempo, la formación online es lo mejor. Aquí puedes encontrar cursos gratuitos de Google para mejorar tus competencias digitales.

También en este artículo de nuestro blog nombramos dónde encontrar más cursos online tecnológicos y para emprendedores. No dejes de leerlo.

Recuerda que, si tienes una empresa, tus trabajadores pueden realizar formación y está bonificada para la empresa. El Ministerio de Trabajo y la Fundación Tripartita otorgan el derecho al trabajador de realizar la formación bonificada que estime oportuno, cuándo y en el centro de formación que prefiera. Además, si no se aprovecha esa oportunidad, los créditos formativos caducan al final de cada año.

 

Te hemos presentado tres pilares importantes, tres cosas que hacer en enero para afianzar tu empresa y tu proyecto. ¿Se te ocurre alguna más que consideres imprescindible?

Estaremos encantados de leer tus comentarios.



Compartir