Drones y su seguro para uso privado o profesional - Emprender Seguro
1979
post-template-default,single,single-post,postid-1979,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

Drones para uso privado o profesional, cómo asegurarlos

Situación del mercado de drones

Los drones, aeronaves no tripuladas por un piloto y guiadas a distancia por control remoto, hace tiempo que han dejado de ser ciencia ficción. UAV, UAS, RPA, y RPAS son algunas de las siglas con las que se denomina a estas aeronaves.

Los drones comienzan a poblar nuestros cielos. Los avances tecnológicos y los precios asequibles han permitido su uso de forma generalizada, con los riegos que puede suponer para la navegación aérea. Hoy día es posible encontrar drones a la venta desde 11 euros.

Desde agosto de 2015 a enero de 2016 se registraron más de 580 incidentes con drones en Estados Unidos. La Federal Aviation Admnistration (FAA) indica que recibe más de 100 alertas sobre incidentes con drones cada mes. La evolución del mercado europeo permite pensar que la situación aquí será muy similar en poco tiempo.

Legislación actual en España

El 15 de octubre de 2014 se realizó una modificación de la ley 48/1960, de 21 de julio, sobre Navegación Aérea. Ésta indicaba que los drones pasaban a tener la consideración de aeronaves y dejaban de ser considerados aeromodelos.

La consecuencia es que el uso de drones quedó sujeto a la Ley sobre Navegación Aérea. Únicamente si se usan con fines recreativos o deportivos su regulación no se hace por esta ley.

De momento, hasta que se desarrolle el reglamento correspondiente, el RDL 18/2014 ha legislado sobre dos clases de drones. Una de ellas, los drones para uso profesional pilotados por control remoto de menos de 150Kg. Otra, los de peso superior destinados a realizar actividades de lucha contra incendios, búsqueda y salvamento. Con carácter general, el resto de drones quedan sujetos a la normativa de la Unión Europea.

Para usar drones cuya masa máxima al despegue exceda de 25Kg es obligatorio inscribirlos en el Registro de matrícula de aeronaves y disponer del correspondiente certificado de aeronavegabilidad. Todos deben llevar fijada a su estructura una placa donde conste la identificación de la aeronave: designación, número de serie, nombre de la empresa operadora y datos necesarios para ponerse en contacto con la misma.

Requisitos para realizar actividades aéreas de trabajos técnicos o científicos

Las actividades aéreas de trabajos técnicos o científicos realizadas drones pueden realizarse de día y en condiciones de buena visibilidad. Además, se exigen los siguientes requisitos en relación a la aeronave:

– caracterización de la misma.

– manual de operaciones.

– estudio aeronáutico de seguridad de la operación que se va a realizar.

– estudio satisfactorio de los vuelos de prueba.

– programa de mantenimiento.

– acreditación de la titulación que la norma exige para los pilotos.

seguro u otra garantía financiera para cubrir las responsabilidades.

– medidas de protección de la aeronave ante actos de interferencia ilícita.

– medidas de seguridad.

– distancia mínima respecto a aeropuertos o aeródromos.

Seguro para operar con drones

Los operadores de drones son responsables de los daños que puedan surgir durante y a causa de la ejecución del vuelo. Por ello, es obligatorio que tengan una póliza de seguro u otra garantía financiera que cubra la responsabilidad civil frente a terceros.

En las aeronaves de peso inferior a 20Kg de peso máximo al despegue el límite de cobertura está establecido en 220.000 derechos especiales de giro. En las aeronaves cuyo peso sea superior a 20Kg de peso máximo al despegue, será aplicable el límite de cobertura establecido en la normativa europea, es decir, 750.000 derechos especiales de giro.

Así, actualmente las entidades aseguradoras están ofreciendo coberturas de aseguramiento de responsabilidad civil hasta 300.000€ y 1.000.000€, respectivamente. Inicialmente, se ofrecían mediante seguros de RC general, aunque tras su calificación como aeronaves, la cobertura se ha trasladado a RC de aviación.

No es lo mismo un dron para uso recreativo que para uso militar o comercial. Por ello, han surgido múltiples productos aseguradores con diferentes coberturas según el uso del dron. Algunas entidades aseguradoras también ofrecen la cobertura de daños al propio dron, aunque limitada al caso del siniestro total. Entonces se indemniza por el valor del dron o de la carga de pago.

Consúltanos qué seguro es el más adecuado para tu caso o si deseas más información sobre las coberturas.