Muchos emprendedores relacionan un seguro de responsabilidad civil con grandes empresas o con profesionales muy especializados. Ven este tema como un concepto legal difícil de comprender y que está alejado de su día a día. Comienzan a trabajar en su proyecto y no se preguntan: ¿yo también necesito un seguro de responsabilidad civil?

Te responderé rápidamente. Como emprendedor o fundador de una startup seguramente tienes ya clientes o comenzarás a tenerlos en breve. ¿Vas a venderles productos o tus servicios? Si la respuesta es sí, entonces necesitas un seguro de responsabilidad civil.

El seguro que necesita una startup o un emprendedor no como el de una empresa con muchos trabajadores y muchos miles de euros de facturación. Y el precio, tampoco.

 

Utilidad del seguro de responsabilidad civil

Para desarrollar determinadas actividades profesionales existen normativas que obligan a tener contratado un seguro de responsabilidad civil. Algunos ejemplos son los corredores de seguros, los médicos, los abogados y procuradores colegiados.

En el resto de actividades, aunque no sea obligatorio, sí que es recomendable tener un seguro de responsabilidad civil.  Te explico por qué:

  • un emprendedor o una startup (que al fin y al cabo es una empresa) realizan una actividad profesional determinada. Venden sus productos en una tienda física u online o venden sus servicios a particulares o a empresas.
  • al realizar esta actividad profesional o simplemente como inquilino del local donde trabaja, de manera involuntaria, pueden causar algún daño o perjuicio a otras personas. Pueden ser clientes o incluso personas que no tienen nada que ver con ellos y que simplemente pasaban por la puerta de su negocio.
  • en ese caso, la Ley obliga a compensarlos económicamente por el daño que se les ha causado, aunque haya sido de manera involuntaria.
  • si no se hace voluntariamente, el perjudicado llevará a juicio al emprendedor y la cantidad que indique el juez que tiene que indemnizarle será todavía mayor.
  • una reclamación económica importante puede hacer que tenga que cerrar su negocio cuando apenas estaba comenzando.

Para romper esta cadena, lo más fácil es contratar un seguro de responsabilidad civil desde el mismo comienzo de la actividad del emprendedor.

Contratar el seguro a través de un mediador

Nuestra recomendación es que lo contrates a través de un mediador de seguros profesional, como Emprender Seguro. El mediador buscará para ti el seguro de responsabilidad civil adecuado según tu actividad e incorporará las coberturas y los límites que necesites para tu caso concreto. Un buen mediador de seguros no vende el mismo seguro a todos sus clientes porque cada cliente es distinto.

Además, en caso de que ocurra un siniestro, el mediador se ocupará de tramitarlo, no te encontrarás solo frente a la aseguradora. Así podrás trabajar tranquilo, sabiendo que estás bien cubierto y tienes la asistencia de auténticos profesionales del seguro.

¿A qué esperas para contarnos tu caso y pedirnos presupuesto?