Pasos para emprender

Descubre los pasos más importantes para emprender con éxito

Cualquier actividad podemos realizarla de forma improvisada o utilizando un plan elaborado. Cuando se trata de trabajos, tareas o actividades de importancia es recomendable no improvisar. Esto sucede a la hora de emprender, que es una decisión tan importante que puede cambiarnos la vida. Por eso vamos a hablar hoy de algunos pasos para emprender un negocio con las mayores garantías de éxito.

Tener una buena idea de negocio

Los emprendedores no se conforman con el estado actual de las cosas. Constantemente se les ocurren ideas para mejorar un proceso, para hacer algo más rápidamente o para hacerlo a un menor coste. Sin embargo, no todas las ideas que surjan tienen por qué ser grandes ideas de negocio.

Una buena idea de negocio es la que puede dar un importante beneficio económico en comparación al esfuerzo y dinero que hay que invertir para ponerla en marcha. Pero además hay que tener en cuenta que se puedan conseguir los recursos económicos necesarios para arrancar.

Para emprender con éxito la idea debe ser sobre un negocio que no sea demasiado fácil de copiar inmediatamente. Si al día siguiente de abrir tu empresa cualquiera puede copiarte, no tienes una buena idea de negocio.

El arte de planificar

Es muy importante el tiempo que dediques a planificar cómo vas a poner en marcha tu proyecto. Cuanto más profundices en él, más a fondo conocerás tu cómo va a ser tu negocio. Así, incluso puedes detectar errores antes de ponerlo en marcha y ahorrar con ello tiempo y dinero.

No todos los emprendedores necesitan elaborar planes de negocio de más de 100 páginas. Pero sí que deben contemplarse estos aspectos básicos:

  • Cómo va a obtener tu negocio rendimiento económico, cuál va a ser su principal fuente de ingresos. Es lo que se llama el modelo de negocio.
  • A qué tipo de cliente te dirigirás. Es un error pensar que cualquiera puede comprarnos. Hay que identificar a nuestro cliente ideal para saber cómo llegar a él.
  • Cómo vas a darte a conocer. ¿Usarás redes sociales, publicidad, patrocinios…? Hay canales muy diferentes y conviene elegir los más apropiados en función de tus posibilidades económicas, pero sobre todo en función de a quién quieres llegar.
  • Qué hará que un cliente te elija a ti antes que a la competencia. Es decir, cuál va a ser tu ventaja competitiva.
  • Cuál es tu competencia y dónde se encuentra. Hacer un estudio de mercado es fundamental antes de lanzarse. Cualquier negocio tiene competencia, incluso los más nuevos. Hay que saber identificarla.
  • Dónde obtendrás los recursos económicos para poner tu negocio en marcha. ¿Dispones de recursos propios para comenzar y para mantenerte hasta que el negocio rinda lo suficiente? Si no, tendrás que buscar financiación.
  • ¿Qué recursos humanos necesitarás para llevar adelante tu idea? Aquí debes valorar si puedes hacerlo tú solo o si necesitarás tener socios y/o empleados. Recuerda que también es posible contar con colaboradores externos o subcontratar determinadas tareas a freelances o a otras empresas.
  • Qué riesgos tiene mi proyecto y cómo los voy a afrontar.

 

La constancia y la motivación

Emprender es un proceso largo. Por lo general se tarda tiempo en tener un número importante de clientes y una facturación sostenida. Y se tarda aún más en recuperar lo invertido en la puesta en marcha del negocio.

Por eso es fundamental saber mantener la motivación durante todo el proceso. Quizá sea éste el más importante de los pasos para emprender y lograr el éxito de tu proyecto.

Si estamos motivados, podremos ser constantes realizando tareas que tardan en dar resultados. Un ejemplo claro es la gestión de las redes sociales. Pueden dar visibilidad y clientes a nuestro negocio, pero el efecto no es ni mucho menos inmediato.

Contar con los mejores

Para conseguir llevar adelante tu idea y que se convierta en un negocio de éxito es fundamental que estés preparado. Debes tener una buena formación en el sector en el que quieras desenvolverte. Puede tratarse de una formación reglada o puedes haberla adquirido por tu experiencia laboral anterior.

Tanto tú como el resto del equipo fundador de la empresa debéis tener los conocimientos técnicos propios del sector en el que se encuadre el negocio. Sin embargo, no es necesario que sepáis hacerlo todo. Ese es un error que a menudo comenten los emprendedores.

Resulta mucho más útil contar con especialistas en los diferentes campos que no dominan el emprendedor ni el resto del equipo de la empresa.

A no ser que tu empresa se dedique a estas actividades o haya en la misma un auténtico especialista en el tema, recomendamos contratar con otras empresas:

 

Después de ver los pasos para emprender, queremos facilitarte una herramienta útil en esta aventura. Por eso ponemos a tu disposición gratuitamente un ebook:

GUÍA Quién te ayuda a emprender

En esta guía podrás encontrar más de 400 recursos útiles para crear y consolidar tu empresa (por cierto, Emprender Seguro está entre ellos).

Suscríbete y consigue el ebook

* indicates required






Compartir