¿Los seguros para coworking son importantes para el negocio?
Los seguros para coworking son importantes para mantener la tranquilidad de un espacio de trabajo donde entra y sale mucha gente.
2526
post-template-default,single,single-post,postid-2526,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
Seguros para coworking

Cuándo y cómo contratar seguros para coworking

¿Has decidido abrir un espacio de coworking porque eres un emprendedor que disfruta trabajando con otros emprendedores y te gustaría generar una comunidad colaboradora?

Entonces tendrás que invertir bastante tiempo en buscar el local perfecto, que tenga buena ubicación, luz natural y espacios amplios. Una vez lo encuentres, es muy aconsejable que llegues a un acuerdo con el propietario de dicho local para firmar un contrato de alquiler por un periodo de tiempo bastante largo. ¿Por qué? Porque los autónomos y, sobre todo, las empresas que se instalen en tu coworking querrán tener una oficina estable. Pondrán en sus emails, en sus tarjetas y hasta en sus facturas la dirección del coworking.

Seguramente en este momento es cuando piensas que debes contratar a profesionales que hagan la reforma necesaria en el local para convertirlo en el coworking en que todos los emprendedores y profesionales desearían trabajar.

Pero espera. Hay algo importante que debes hacer antes. Es ahora cuando tenemos que empezar a hablar de seguros para coworking.

El momento para contratar un seguro

Puede que pienses: ¿un seguro ahora? ¿para qué, si el local está vacío y en unos días estará en obras?

Es importante que sepas que desde el momento en que has alquilado ese local, incluso aunque fuera a permanecer cerrado durante meses sin tocarlo, eres responsable de los perjuicios que su uso pueda producir a terceros. Y ese uso incluye ser simplemente el arrendatario, aunque no realices ninguna actividad dentro.

Los terceros perjudicados pueden ser los locales y viviendas del mismo edificio o del edificio anexo y las personas que entren en el local (ya sea para entregarte un paquete, revisar el contador del agua o hacerte un presupuesto). Poniéndonos en un caso extremo, incluso una persona que entre allí sin tu conocimiento o sin tu permiso, podría llegar a reclamarte si sufre daños dentro y en el local no había las suficientes medidas que impidieran el acceso.

Otra razón importante para contratar el seguro antes de realizar las obras es que durante el desarrollo de las mismas, si esas obras causan daños a locales o viviendas colindantes y los profesionales que las realizan no asumen la reparación o indemnización de esos daños, tendrás que hacerlo tú.

Condiciones iniciales de los seguros para coworking…

Los seguros para coworking que se contraten antes de realizar las obras de reforma en los locales deben ser seguros multirriesgo de oficinas. Hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Deben incluir la cobertura de responsabilidad civil con un límite de indemnización mínimo de 300.000€. En algunos casos el límite que se debe contratar puede ser superior, por lo que es conveniente consultar este punto con un corredor de seguros que analice adecuadamente el riesgo.
  • Cuando se faciliten al mediador de seguros o a la aseguradora los datos del local que se quiere asegurar es fundamental indicar que en ese momento el local está vacío y que se van a hacer obras.
  • También hay que indicar el valor de las obras que se van a realizar.

…y cómo modificarlos más adelante

Una vez se finalicen las obras y ya esté listo el coworking para empezar a funcionar, debes comunicárselo al mediador de seguros o aseguradora para:

  • Modificar la póliza de seguro e incluir el valor final de las obras realizadas en el local.
  • Detallar el valor del contenido que va a haber en el coworking. Esto incluirá el valor del mobiliario, la decoración, las mercancías que puedan almacenarse, los equipos informáticos, fotocopiadora, impresora, móvil y cualquier otra máquina que sea propiedad del arrendatario del local.
  • Solicitar que la póliza de seguro incluya la cobertura de bienes en depósito de terceros. Así, en caso de robo, incendio o inundación, también quedarán cubiertos los ordenadores u otras pertenencias que estén en el coworking y no sean propiedad de su dirección.
  • Incluir las coberturas de daños eléctricos y daños a equipos electrónicos. La mayoría de espacios coworking tienen usuarios que utilizan un ordenador como herramienta habitual del día a día. Si un día hay una avería en la instalación eléctrica podría llegar a causar daños a esos ordenadores y a todos los equipos conectados a la red eléctrica.
  • También es muy recomendable incluir la cobertura del continente, asegurándolo a primer riesgo por unos 5.000€ a 10.000€. Esto resulta útil en caso de que ocurra un siniestro que cause daños al local (por ejemplo, si entran roban y estropean la puerta principal de acceso o la cerradura). Así, tu seguro cubrirá esta reparación hasta el importe contratado (de 5.000€ a 10.000€) y no tendrás que esperar a que sea el propietario del local el que envíe a alguien a arreglarlo.

Seguros para coworking