Mapa del Emprendimiento 2017 Spain Startup

Las startups fundadas por mujeres duran más

Las causas por las que una startup se consolida son variadas, pero hay una que no siempre se valora lo suficiente: que esté fundada por mujeres.

Las startups fundadas por mujeres tienen menor tasa de fracaso

Esta es una de las conclusiones que pueden extraerse del Mapa del Emprendimiento 2017 que presentó el miércoles 6 de septiembre Spain Startup-South Summit. Según este estudio, las startups fundadas por mujeres (27%) fallan menos que las creadas por hombres (59%). Destaca que “las mujeres són más conservadoras a la hora de controlar y gestionar los recursos de la startup”. Para María Benjumea, fundadora de Spain Startup, que las startups fundadas por mujeres sean más longevas que las promovidas por hombres “constata que las mujeres son más perseverantes”.

“Claro que es así, ¿tenías alguna duda?”, ironiza la cofundadora de Kiversal, Piedad Díez Román. Según ella, la explicación hay que buscarla en que “es necesario un compromiso y una dedicación que un hombre también puede tener; pero quizá las mujeres tenemos un punto más emocional que hace que nos impliquemos más”.

Somos menos, pero más constantes

El estudio de Spain Startup analiza cada año los miles de proyectos que se presentan a la Startup Competition del South Summit. Este año han sido más de 3.700 proyectos los presentados al evento que tendrá lugar del 4 al 6 de octubre en Madrid. “La participación de mujeres como fundadoras de startups se mantiene estable por debajo del 20%”, lamenta María Benjumea. “Viendo que el dato no mejora, hemos querido trabajar con las mujeres para convencerlas de que pueden hacerlo. Por eso hemos estudiado en profundidad porqué ocurre”.

Entonces “hemos analizado cómo son las startups fundadas por mujeres, su longevidad, cómo buscan financiación”, explica. Y han obtenido un dato significativo: “las emprendedoras continúan más tiempo en el proyecto para conseguir hacerlo realidad”.

En eso coincide Andrea Díaz, una de las dos fundadoras de Espai Nats. “Soy emprendedora y madre. Por eso creo que hay una serie de componentes que seguramente nos hacen más luchadoras”, relata. “No digo que los hombres no luchen, pero creo que influye más eso que la preparación que uno tiene. El empuje y la lucha, la capacidad que tenemos las mujeres para llevar a la vez una casa y un negocio”, agrega.

¿Y qué opinan las emprendedoras sin hijos? María Isabel Gámez, fundadora de Emprender Seguro, opina que “emprender es un trabajo duro. Sin embargo, las mujeres estamos acostumbradas a pelear mucho para conseguir lo que queremos. Lograr cualquier cosa en la vida siempre nos supone más esfuerzo que a los hombres. Por eso hemos entrenado esa paciencia, capacidad de aguante y de lucha que hacen falta para sacar adelante un negocio”.



Compartir