normativa de consumo

Nueva normativa de Consumo y cómo afectará a tu empresa el 1/01/2022

¿Sabías que el 1 de enero de 2022 entra en vigor la parte del Real Decreto-Ley 7/2021, de 27 de abril que modifica la actual normativa de consumo?

Actualmente, es el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (TRLGDCU) la norma que establece el régimen jurídico de protección de los consumidores y usuarios. Por lo tanto, se encarga de regular las compras de productos y servicios que realizan las personas a las empresas, regula los derechos de los consumidores, determina el régimen de sanciones para las infracciones en que incurran las empresas en materia de consumo y establece las obligaciones que deben cumplir éstas.

Con la próxima entrada en vigor de esta parte del Real Decreto-Ley 7/2021, se modificará el TRLGDCU, adaptándolo a las nuevas formas de comercio electrónico y dando una mayor protección a los derechos de los consumidores.

Las empresas deberán adaptarse a la nueva normativa de consumo. Por ello, si vendes productos o servicios, especialmente a través de internet, este artículo te interesa.

A continuación, desgranamos algunas de las novedades más importantes que habrá a partir del 1 de enero de 2022.

 

Mayor tiempo de garantía en la nueva normativa de consumo

Se amplía el período de garantía legal por falta de conformidad a:

3 años, para los bienes físicos y 2 años para los digitales.

1 año como mínimo en productos de segunda mano.

Todo el período de duración del suministro en caso de servicios digitales o bienes con elementos digitales, cuando se trate de un contrato de suministro continuo. Si es un suministro por menos de 3 años, el período de garantía será de 3 años desde la entrega.

 

Así, toda empresa que venda un producto debe saber que, desde el 1 de enero de 2022 tendrá obligación de responder durante 3 años de las posibles faltas de conformidad del producto a contar desde que se reciba la notificación por parte del cliente. Si se trata de un producto digital, habrá de responder durante 2 años desde la notificación. Y, si se trata de un producto de segunda mano, como mínimo tendrá que responder durante 1 año.

Mención especial merecen los bienes o servicios digitales que se suministren mediante contrato de suministro continuo, por ejemplo, un determinado programa informático. En estos casos la empresa responderá durante todo el tiempo que dure el suministro y si este es inferior a 3 años, la empresa responderá durante 3 años a contar desde la entrega.

 

Nuevos requisitos para que el producto se considere adecuado

Para que un producto o servicio se considere conforme con el contrato, debe cumplir con una serie de requisitos subjetivos y objetivos recogidos en la ley. Esto es muy importante ya que, si no los cumple, el consumidor puede exigir la subsanación, reducción de precio o resolución del contrato. Incluso podrá optar por no satisfacer las partes pendientes de pago hasta que se solucione el problema. Y la normativa se lo permitirá.

Así, entre otros requisitos, los productos y servicios deberán ajustarse a la descripción establecida en el contrato y deberán ser entregados o suministrados junto con todos los accesorios, instrucciones y actualizaciones que disponga el contrato.

Si la empresa no cumpliera con estos requisitos en sus productos y servicios, los clientes podrán manifestar su falta de conformidad. Y la empresa tendrá que responder durante los plazos explicados en el anterior apartado.

 

Plazo para que la empresa efectúe los reembolsos

Cuando el empresario tenga que efectuar un reembolso, se deberá hacer en un plazo máximo de 14 días desde la notificación del cliente. Por ello, no se podrán fijar plazos más amplios para que la empresa efectúe los reembolsos pendientes.

Es muy importante que las empresas, especialmente las que dispongan de tienda online, no establezcan en las condiciones generales de compra (CGC), plazos mayores a 14 días para efectuar reembolsos, ya que esto no será válido. Por lo tanto, se deberán actualizar los textos legales de las webs para que se ajusten a la nueva normativa.

 

Mayor plazo de servicio técnico y de repuestos

La nueva normativa de consumo fija que el productor de los bienes, esto es, el fabricante de los productos deberá garantizar la existencia de un adecuado servicio técnico y repuestos durante 10 años a contar desde que se deje de fabricar el producto. Esto afectará también a productos vendidos antes de la entrada en vigor de la nueva normativa, ya que si éstos dejan de fabricarse cuando ya esté en vigor el nuevo Real Decreto, el productor deberá cumplir con esta obligación desde la fecha en que dejen de fabricarse estos bienes.

Como has podido comprobar, hay bastantes cambios a los que las empresas deberán adaptarse desde el próximo 1 de enero de 2022, fecha en la que ya serán de obligatorio cumplimiento.

El primer paso es conocer la nueva normativa de consumo y después, cumplirla.

Entre otras cosas, eso implica que todas las empresas deberán revisar y adaptar los textos legales de su web, especialmente sus Condiciones Generales de Compra, para cumplir en materia de consumo.

Te invitamos a que nos sigas en las redes para informarte de todos los cambios y a que contactes con nosotros para ayudarte a ponerlos en marcha en tu empresa.

 

Artículo escrito por Markel Babarro, técnico del Departamento Legal de Emprender Seguro.

 

 



Compartir