Asesoría contable, fiscal y laboral

Asesoría contable y fiscal para autónomos y emprendedores

¿Eres emprendedor, estás comenzando tu actividad y has visto que hay mucho papeleo que rellenar y con el que cumplir: Seguridad Social, IRPF, IVA…?

Quizá has pensado que no puede ser tan difícil, que tú mismo te podrías encargar de estos temas y así, ahorrar algo de dinero.

Pero el autónomo o emprendedor debe enfocarse en validar su idea de negocio lo antes posible y, sobre todo, conseguir clientes.

Si ya es difícil tener un negocio, más aún si te responsabilizas de algo tan importante y para lo que no te encuentras preparado. Lo más normal es que te surjan mil dudas e incluso cometas algún error. Y entonces… ¡cuidado porque vendrán sorpresas poco agradables en forma de sanciones!

Te ayudamos con la gestión integral fiscal y contable de tu negocio. Para ello, sólo debes facilitarnos la documentación que te iremos pidiendo, subiéndola a la nube o enviándola por email.

Una vez contabilizadas todas las facturas, elaboramos y presentamos telemáticamente todos los impuestos a los que el autónomo queda sujeto según su actividad.

Elaboramos y llevamos los libros contables obligatorios según la normativa (de ventas e ingresos, de compras y gastos, de bienes de inversión, de facturas emitidas/recibidas).

Tendrás toda tu documentación ordenada y numerada. Ahorrarás tiempo, coste y sustos inesperados.

Además, tendrás un asesoramiento continuo y personalizado sobre la gestión y planificación de tus impuestos. Podrás optimizar los beneficios de tu negocio y reducir la carga fiscal.

Asesoría contable y fiscal para startups y empresas

Las startups y empresas tienen necesidades contables y fiscales que, en la mayoría de los casos, es necesario delegar en un profesional de confianza. Incluso, aunque tengan su propio departamento contable.

Nosotros nos encargamos de realizar toda la contabilidad de la sociedad y elaborar los Libros Oficiales y las Cuentas Anuales para su depósito en el Registro Mercantil.

Además, mantenemos toda su documentación ordenada y numerada según los requerimientos legales.

Y si tenéis vuestro propio departamento administrativo-contable, podéis delegar en nosotros la parte fiscal o tenernos como un apoyo. Os ofreceremos un asesoramiento continuo y personalizado sobre la gestión de empresa y planificación de vuestros impuestos con el objetivo de optimizar los beneficios y reducir la carga fiscal.

Preguntadnos y os haremos una oferta completamente adaptada a vuestras necesidades.

Porque una empresa sólo funciona bien si sus números cuadran.

Asesoría laboral para autónomos, startups y empresas

Ya seas autónomo, startup o empresa, si tienes empleados a tu cargo, deberás cumplir con una serie de obligaciones y trámites. Te ayudamos con:

Asesoramiento sobre el tipo de contrato idóneo.

Asesoramiento sobre el tipo de bonificación aplicable.

Confección de nóminas y seguros sociales (TC1/TC2).

Tramitación telemática de las altas, bajas y variaciones en la TGSS.

Tramitación telemática de los partes de enfermedad común al INSS.

Tramitación telemática de los partes de accidente.

Ficheros de explotación de la información de la nómina.

Ficheros de salida para la contabilidad.

Cálculo de la indemnización y finiquito.

Asesoramiento ante la Inspección de Trabajo:

Análisis de la inspección.

Preparación de la documentación laboral requerida por la inspección.

Asesoramiento sobre las actuaciones con la Administración: sanciones, reclamaciones…

Análisis.

Plan de medidas.

Comprobación /cálculo de embargo de salarios.

Comprobación y/o cálculo de embargos de salarios.

FAQ: resolvemos tus dudas

¿Se puede facturar sin estar dado de alta como autónomo?

No.

Toda persona física que desarrolle una actividad económica o profesional por cuenta propia a título lucrativo debe estar dado de alta como autónomo en la Agencia Tributaria para poder facturar y debe declarar los impuestos correspondientes.

Respecto a la Administración de la Seguridad Social, la normativa de regulación del RETA y el Estatuto del Trabajo Autónomo son claros. Indican la obligación de estar dado de alta para poder facturar.

Existe jurisprudencia que admite que se puede facturar de forma legal sin estar dado de alta si se tiene una actividad económica que no sea habitual y por cantidades inferiores al SMI. Pero si lo haces, corres el riesgo de que la Administración y la Inspección de Trabajo te abran un expediente y te sancionen o tengas que ir al Juzgado.

Por eso, te recomendamos darte de alta en la Seguridad Social a pesar de que tus ingresos sean bajos y esporádicos al inicio de tu actividad. Planifica tus ingresos y gastos y no olvides las bonificaciones y subvenciones que existen.

Soy autónomo. ¿Cómo puedo reducir lo que pago de IRPF?

Una opción fácil de aplicar es realizar un control de los gastos que puedes deducirte en tu declaración de la renta. Esto requiere que sepas cuáles son y lo planifiques bien el año anterior.

Te indicamos algunos de los gastos deducibles que no se te pueden pasar:

Equipamiento, materiales, existencias, tu sueldo, renting, gastos del vehículo y desplazamientos, seguros, suministros, intereses y comisiones bancarias, gastos de la web, etc.

Si necesitas ayuda para controlar y planificar tus gastos, consúltanos.

¿Cuáles son las principales obligaciones de los autónomos?

Los autónomos están obligados a presentar declaraciones trimestrales y anuales en la Agencia Tributaria por los ingresos obtenidos, usando el modelo 130.

También tienen que presentar:

– liquidaciones de IVA mediante el modelo 303, además de cualquier otra liquidación que proceda en función de sus actividades,

– los resúmenes anuales y el IRPF anual a través de la Declaración de la Renta (modelo 100),

– si operan mediante una sociedad, la liquidación del Impuesto de Sociedades.

Voy a emprender como autónomo, ¿cómo lo hago?

Sin entrar en particularidades, los pasos generales son:

  1. Alta en el censo de Empresarios en la Agencia Tributaria. Usar el modelo 036/037. Deberás saber en qué epígrafe te tienes que darte de alta y a qué régimen de IVA te acogerás.
  2. Alta en el régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) en la Tesorería General de la Seguridad Social. Usar el modelo TA.0521. Deberás tener clara tu base de cotización.

En el caso de que vayas a ejercer la actividad en un local comercial de cara al público, además:

  1. Solicitar la Licencia de Actividad y Funcionamiento en la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) del Ayuntamiento correspondiente.
  2. Comunicar la Apertura del centro de trabajo, en el departamento de trabajo de la Consejería de Empleo o Trabajo de tu Comunidad Autónoma.

Y muy importante: tanto para personas físicas como jurídicas es obligatorio tratar según la normativa vigente los datos de clientes, proveedores, leads, subscriptores, etc. Esto quiere decir cumplir con lo indicado en el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) y en la LOPDGDD. En Emprender Seguro te ayudamos a este cumplimiento.

¿Es obligatorio tener el certificado digital?

No es obligatorio, aunque sí es imprescindible tenerlo para realizar trámites en la Agencia Tributaria y presentar tus impuestos. También para recibir y atender notificaciones de la Seguridad Social de forma online.

Éstos y otros trámites tienen que hacerse de forma telemática a través de la Sede Electrónica de cada organismo, ya seas autónomo (persona física) o actúes en representación de una sociedad (persona jurídica).

¿No sabes cómo hacerlo? Te ayudamos a gestionarlo.

Tengo una SL, ¿cuándo podré disponer del dinero aportado como capital social?

La entidad bancaria te permitirá disponer del dinero aportado como capital social una vez la sociedad esté inscrita en el Registro Mercantil y puedas demostrarlo. A partir de ese día, tendrás disponibilidad para realizar compras y mover el dinero como consideres, siempre para el desarrollo de la actividad de la empresa.

Si por motivos personales lo que quieres es recibir dinero de la sociedad, tienes varias formas de hacerlo, entre ellas las siguientes:

  • Asignarte un sueldo como administrador o trabajador. Para el primer caso, debe estar establecido en los estatutos de la sociedad.
  • Pedir, mediante un contrato de préstamo, el importe requerido a la sociedad. En este caso, el contrato debe establecer el plazo de devolución y el tipo de interés, que como mínimo, ha de ser el interés legal del dinero.
  • En el caso de tener beneficios y no tener pérdidas a compensar de años anteriores, se podrá aprobar el reparto de dividendos en Junta General. El reparto se realiza en proporción a la participación que tenga cada socio.

Si aún te quedan dudas, consúltanos

Utilizaremos los datos que nos envíes a través de este formulario únicamente para contestar a tu demanda de información, como te explicamos en nuestra Política de Privacidad.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.