Diseño web

Qué puede hacer un profesional del diseño web por tu proyecto emprendedor

Artículo escrito por Eva F. Quintana, emprendedora, diseñadora web y apasionada de la informática y el marketing online.
En su blog dondetuwebtelleve.com pone al alcance de emprendedores y propietarios de pequeños negocios conocimientos útiles para ayudarles a gestionar y mejorar sus páginas web.

 

 

¿Hasta qué punto ahorrar en lo fundamental?

Todo el mundo cae en la tentación de llevar a cabo ciertas tareas para ahorrar dinero. Quién no ha perdido un par de fines de semana pintando su casa, por no contratar a un pintor, o ha dedicado toda una tarde a intentar cambiar el aceite del motor, por no dejar el coche en el taller.

En el mundo de los negocios digitales (y digitalizados) esta tendencia se incrementa hasta límites insospechados. Casi cualquiera maneja un ordenador más o menos bien, así que es fácil pensar que se tiene capacidad para tareas como diseñar un logo, gestionar una comunidad online o hacer el SEO de una web. Todo ello sin ayuda.

Se nos olvida que todas esas tareas no sólo necesitan ejecución, también conllevan creatividad, conocimiento del funcionamiento de internet e incluso técnicas específicas que no se aprenden en una tarde.

Y si hay una tarea digital que todo el mundo se siente capacitado para hacer, es la de crear y mantener su web.

En este artículo quiero explicarte porqué en realidad esa decisión no es tan buena (ni económica) como puede parecer frente a la opción de contratar a un profesional que te ayude.

 

A la hora de crear tu web

Es cierto que montar una web, técnicamente hablando, es cada día más fácil. Existen incluso autoinstaladores que con un par de clics la crean por ti en apenas minutos.

Pero en realidad, para tener una web profesional necesitas mucho más que la parte técnica. Y ahí es donde puede ayudarte alguien con experiencia.

A continuación, te indico cuatro aspectos en los que un experto en diseño web puede ayudarte:

    1. Elegir un buen hosting que no lastre tu negocio. Un buen servidor es esencial para el buen funcionamiento de la web. Una mala decisión puede hacer que tu web se pase la mayor parte del tiempo caída, que desde soporte no den señales de vida en días y, en consecuencia, que pierdas dinero
    2. Orientarte sobre las mejores opciones de themes y plugins. Seguramente iniciarás la aventura online con WordPress, por las múltiples ventajas que tiene. El “problema” de este gestor de contenidos es que tiene miles (literalmente) de opciones de themes y plugins donde elegir. Y basarse en el aspecto o las opiniones no siempre es la mejor opción para decidir. Cada negocio tiene unas necesidades a las que se adaptarán mejor unos que otros. Puedes pasarte horas y horas probando o tener a alguien que te aconseje para elegir la mejor opción rápidamente.
    3. Lo mismo ocurre con las configuraciones básicas. Una vez montada tu web WordPress todavía quedan muchas cosas por configurar para que esté lista. Una mala decisión al inicio del proyecto puede complicarte tu existencia digital durante mucho tiempo, así que mejor tener a alguien que te aconseje qué es lo más adecuado para tu caso.
    4. Seguridad, velocidad de carga, normativa legal, posicionamiento en buscadores… Todas estas tareas se ejecutan a través de plugins  que pueden llegar a ser difíciles de configurar para una persona con poco perfil técnico. Y una mala configuración puede tener consecuencias graves, como por ejemplo, dejar tu web expuesta a ataques, una carga demasiado lenta, multas por incumplimientos o ser invisible para Google y otros buscadores.

En definitiva, contratar a un profesional para crear la web por ti te ahorrará mucho tiempo que podrás invertir en otras tareas más productivas, como atender a tus clientes, es decir, facturar. Además, te proporcionará la seguridad de saber que el proyecto está empezando bien desde la base.

Ni te imaginas la cantidad de webs que he tenido que rehacer porque arreglar todos los errores que tenía salía económicamente más caro que comenzar de cero.

Y seguro que tú no quieres eso para tu negocio.

 

Cuando la web ya está en producción

Pero una vez que la web está creada no te puedes olvidar de ella. Igual que una casa o un coche, necesita mantenimiento periódico y continuo.

Existen tareas que es necesario ejecutar de manera frecuente, como crear copias de seguridad y actualizar el software. Otras, se hacen más esporádicamente, como limpiar la base de datos de toda la basura que se va generando. Además, seguro que necesitarás tareas puntuales, como crear una landing page o cambiar un menú, por ejemplo.

Contratar un servicio de mantenimiento profesional te garantiza tener todos esos frentes cubiertos para tener:

  • La seguridad de que todo está actualizado y en óptimas condiciones aunque tú no tengas tiempo para dedicarle.
  • Más tiempo para tu negocio o tu familia, al delegar todas esas tareas que a ti, seguramente, te llevarán mucho más tiempo por falta de familiaridad con ellas.
  • Mejores resultados en tus acciones de marketing, al no tener que limitar la parte técnica a tus propios conocimientos, sino tener a alguien que la ejecuta por ti.

 

El precioso tiempo de los emprendedores

Tanto al crear tu web, como una vez esté en producción, tener a tu lado una persona especializada te va a permitir ahorrar tiempo. Incluso mucho tiempo, si la tecnología no es tu fuerte. Y si algo sabemos las personas emprendedoras es que el tiempo es dinero.

Además, te dará la seguridad de tener la mejor configuración para tu proyecto y un soporte al que acudir cuando las cosas se compliquen o te surjan dudas. Y por supuesto, no tener que limitarte técnicamente a la hora de ejecutar acciones de marketing que a veces conllevan ajustes más complejos.

 

 

Si quieres saber más trucos y consejos prácticos para mejorar tu web, estáte muy atento a los próximos artículos de Eva, que te iremos compartiendo en este blog.

 

 



Compartir